28 Mar 2018/ Noticias

Qué hacer en caso de desaparición forzada

Por UAM Cuajimalpa a las 03:03 pm


¿QUÉ HACER EN CASO DE DESAPARICIÓN FORZADA?

A continuación se muestran los pasos fundamentales para emprender una búsqueda inmediata:

Nota: Lo que está marcado en cursiva, puede usted saltárselo y revisar esa información cuando exista menos apremio.

1.- LO PRIMERO QUE DEBE DE HACER ES ENFRIAR SU CABEZA. TRATE DE CONTROLAR SUS EMOCIONES.

2.- TOME UNA PLUMA Y UNA LIBRETA, AVISE A LAS PERSONAS Y FAMILIARES QUE PUEDEN AYUDARLE.

3.- REDACTE UNA RELATORÍA DE HECHOS.

  • Hora, fecha y lugar (haga una línea de tiempo mencionando los hechos y lugares involucrados en la desaparición).
  • Nombre completo de la víctima o víctimas, edad, rasgos físicos concretos y vestimenta.
  • Rasgos concretos de los victimarios. Si se conoce, el nombre completo, rasgos físicos, vestimenta.
  • ¿Cómo sucedieron los hechos? Narrar en forma muy descriptiva y objetiva lo sucedido.
  • En caso de que haya habido aproximación de personas: ¿Cómo vestían? ¿Qué tipo de vehículos? ¿Hubo llamadas o mensajes extraños antes, después? Escriba todos los datos de los números telefónicos, de llamadas recientes y posibles mensajes de texto.
  • En caso de que se puedan identificar como victimarios a autoridades policiacas Municipales, Estatales o Federales, es muy importante señalarlo.

4.- CONSIGA UNA FOTOGRAFÍA RECIENTE Y CLARA, ASÍ CÓMO UN DOCUMENTO OFICIAL DE IDENTIFICACIÓN DE LA VÍCTIMA como, acta de nacimiento, credencial de elector, cartilla militar, de los cuales se podrá obtener la huella digital.

5.- DENUNCIE ANTE EL MINISTERIO PÚBLICO.

Puede acudir al CAPEA (Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes ubicado en calle Dr. Andrade 103, esquina Dr. Velasco, colonia Doctores. Las 24 horas, los 365 días del año. Teléfonos: 5345 5067 y 5345 5084.

  • Por Ley, se debe tomar la denuncia en el mismo momento de hacerla y NO ESPERAR a las 72 horas después.
  • Proporcionar al Agente del Ministerio Público la fotografía de la víctima, el documento oficial de identificación de la víctima y dicte la relatoría de los hechos, revise y esté atento a que la información quede bien asentada
  • Si la víctima es menor de edad. Solicitar la activación inmediata de la Alerta Ámber.
  • Tome nota del nombre de la persona que le atiende, el nombre del Ministerio Público y es muy importante aprender de memoria el Número de su Averiguación Previa.
  • Solicite inmediatamente la “sábana de llamadas” de los teléfonos implicados en la desaparición para revisar los comportamientos de la actividad telefónica.

Se enfrentará usted a un aparato burocrático ineficiente, cuente con que esos burócratas están tan desbordados de trabajo que tienen como principal objetivo personal deshacerse de usted, mandándolo a otras instancias. Aunque esos son comportamientos personales, no es culpa de ellos, ya que sólo obedecen a malestares institucionales, así es que no use la violencia verbal, no malgaste su energía, sea enérgico pero amable con el burócrata, si usted ve que el burócrata está vendiendo autos por su celular mientras lo atiende, que come mientras habla con usted, que lo trata con desdén, haga un gran esfuerzo y busque la parte humana de ese hombre, imagínelo como un niño, recuérdele el padecimiento y la incertidumbre por la que pasa su familia. Por lo regular, ese tipo de burócratas (de juzgados, hospitales, o policiacos) están bajo un fenómeno que se llama ‘burn out’, es una respuesta prolongada en el organismo ante los factores estresantes emocionales e interpersonales que se presentan en el trabajo, que incluye fatiga crónica, ineficacia y negación de lo ocurrido. Únicamente trate de hacer de él un aliado hasta donde sea posible. Recuerde anotar su nombre y apellido, es posible que posteriormente usted necesite de ese apoyo o en el peor de los casos, cuando tenga usted mayores fuerzas con esos datos podrá usted demandarlo por su incumplimiento. La burocracia es muy dada a poner a los ciudadanos en la sala de espera, es un recurso viejísimo para cansar al ciudadano y mermar sus fuerzas, usted siéntese, pero:

  • No espere: anote nombres, direcciones, memorice nombres, fechas y datos de la desaparición, repase los acontecimientos, reúna y escriba todos los datos, seleccione de sus contactos en redes sociales o en su celular la gente que le será de mayor apoyo y organícelos en una sola agenda, haga todas las llamadas que sean necesarias. Mientras “espera” mantenga su cabeza ocupada buscando las mejores estrategias para actuar, elabore planes de acción inmediata y eficiente.

Recuerde que no debe ir a ninguna institución sin armas jurídicas, busque la mayor asesoría posible. Usted tiene que estar mínimamente un paso más allá que el servidor público. No tolere por ninguna razón, atropellos o insultos, si esto sucede levante nombres y márchese, ahí no hay mucho que hacer. Busque un nuevo flanco y, sobre todo, no deje de moverse y de informarse. Aliméntese muy bien, tome una buena ducha, llore con los suyos todo lo que tenga que llorar, arregle muy bien su ropa, recuerde que “como lo ven lo tratan”, si tiene dificultades para dormir intente con tés o con apoyo médico, no vaya más allá de sus fuerzas, releve su acción con algún familiar, pase los datos importantes de la libreta en limpio y úsela como estafeta dándosela a la otra persona que lo ayudará mientras usted se repone. Buscar a nuestros desparecidos exige un esfuerzo enorme, físico y mental, los niveles de estrés que se alcanzan son bastante altos, pero esto es una lucha y tenemos que estar fuertes, de modo que no nos sacrifiquemos, en vez de eso hagámonos de fuerza para seguir adelante. Haga cuentas de todos los gastos que ha tenido para buscar a su desaparecido, junte notas y recibos, esto le ayudara para tener en claro cuánto capital ocupa para llevar a cabo la búsqueda y además la ley general de victimas contempla en su reparación este tipo de gastos. Si usted es una persona de escasos recursos no dude en salir a la calle a pedir apoyo económico, lleve consigo la foto de su familiar desaparecido, y elabore un discurso breve para solicitar apoyo, no se avergüence, siéntase orgulloso de ese acto de amor. La primera semana es la más pesada. No pierda la fe, busque apoyo en ong´s y asesoría de todo tipo, concéntrese en tejer esfuerzos, sólo la unión puede traernos con vida a nuestros desaparecidos. Es posible que se acerque con usted gente que dice conocer a algún cartel y le ofrezcan apoyo, aunque lo hagan de “buena fe”, rechácelo, recuerde que todo está podrido, desde lo más alto a lo más bajo, váyase por el camino más sano, el de la verdad, la libertad y la justicia y ese camino lo hacemos caminando, no se vaya por esas veredas obscuras a buscar a su ser querido.

6.- COMISIÓN ESTATAL DE DERECHOS HUMANOS

  • Acudir a la CDHDF en la Ciudad de México (Avenida Universidad 1449, colonia Pueblo Axotla, delegación Álvaro Obregón, teléfono: 5229 5600), para que, a su vez, esta Comisión solicite la colaboración a las 32 entidades del país para la localización de la víctima en las diferentes Penitenciarias, Hospitales y en las CDH del país.

Unidad Oriente Benita Galeana. Campesinos 398, colonia Santa Isabel Industrial, delegación Iztapalapa, teléfono: 5229 5600, ext. 1754

7.- APOYESE EN LA LEY GENERAL DE VICTIMAS

En este punto pueden asesorarle en SERAPAZ, fundar o en el Centro de Colaboración Cívica para que exija un reconocimiento conforme a la Ley General de Víctimas.

Contactos y servicios útiles:

CRUZ ROJA 065

CAPULLOS DIF 075

DENUNCIA ANÓNIMA/EXTORSIÓN 089

EMERGENCIAS 066

INFORMATEL y LOCATEL 070

También puede seguir la guía que ofrece “El Comité Cerezo”, para hacer frente a la desaparición forzada. Se trata de un manual que explica ¿Qué hacer? y ¿Con quién? acudir en caso de que alguno de tus conocidos sea “desaparecido” por el Estado mexicano.

http://issuu.com/comitecerezo/docs/manual_desaparicion_forzada

Compártelo:
De la página de FUNDENL
http://fundenl.org/en-caso-de-desaparicion/

Imagen tomada de
https://www.comitecerezo.org/IMG/pdf/Manual_desaparicion_forzada.pdf

 


Próximos Eventos